lunes, 3 de mayo de 2010

Ruta: Punto de origen PEÑARROYA



EL PEÑÓN:
Desde sus 775 m. de altitud en el distrito de Peñarroya-Pueblonuevo, por su elevado y estratégico emplazamiento regala una espléndida panorámica del Guadiato. Se trata de una formación constituida por rocas calizo-cuarcíticas a las que la presencia de compuestos férricos han impregnado de color rojizo.
Es un mirador natural que merece la pena ascender y contemplar las mejores vistas de la comarca. En su ladera oriental existen abrigos y covachas, destacando el Abrigo Carmelo o de la Virgen, lugar interesante para los amantes de la historia, por las pinturas rupestres del calcolítico. Son agrupaciones de diversas figuras que representan posibles danzas.
En el punto más alto del Peñón, se encuentra la cruz, colocada en memoria de los caídos de la Guerra Civil.

Desde arriba podemos divisar a sus faldas por la parte suroeste los restos de la primera mina descubierta por Francisco Carlos de la Garza en 1788, MINA LA HONTANILLA que la describió así:





"En 20 de Junio de año de 1788 se descubrió una veta de carbón mineral a una legua a poniente de un cortijo llamado PEÑA RROYA. Esta veta estaba descubierta en la superficie, en unos terrenos que formó el agua de un arroyo llamado Hontanilla. Los terrenos tienen de altura de 10 a 11 varas . En 21 del mencionado mes y año, se descubrió otra veta de carbón mineral a la parte de levante del citado pueblo de Belmez y a medio cuarto de legua en un sitio llamado Cerro de Almagre..... Además de las tres referidas que se hayan relacionadas, hay en el mismo valle, señales de otras que no se han reconocido".

EL castillete se conservó hasta 1994 en el que fue derribado.

EL verdadero mérito del descubrimiento del carbón es exclusivamente del caballero Francisco Carlos de la Garza, pionero y verdadero descubridor y promotor del carbón de piedra en el Valle del Guadiato. También es cierto que, José Simón de Lillo fue quien un mes después de los desscubrimentos del carbón de la zona, el primero en obtener beneficio económico sobre ello.

Desde ésta mina podemos observar la línea férrea "Córdoba-Almorchón"; destacamos en nuestra ruta el tramo de 67,7 km que une Almorchón-Belmez, inaugurada en el año 1868. Hoy en día esta vía es transitada para mercancías, no como antiguamente que era para transporte para pasajeros.



Por el transcurrir del camino veremos la evolución de nuestro pueblo; prueba palpable la encontramos en el uso de energías renovables con campos de placas solares donde los paneles fotovoltaicos convierten directamente la energía luminosa en energía eléctrica. La energía solar es una fuente de vida y origen de la mayoría de las demás formas de energía de la Tierra.
Cada año la radiación aporta a la tierra las energías equivalentes a varias miles de veces la cantidad de energía que consume la humanidad. Puede transformarse en otras formas de energía como la energía térmica o eléctrica utilizando paneles solares.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada